lunes, 2 de febrero de 2009

Hacer el Camino de Santiago


"Aunque el camino se os haga pesado, pensad que ya queda poco.Guardad todas las vivencias de estos dias en vuestros corazones y pensad que habéis tenido mucha suerte al poder hacer el camino todos juntos y recordadlo siempre".

En Mayo del año pasado, muchos alumnos del instituto dónde estudia mi hijo de 15 años, profesores, equipo de protección civil, equipo médico y monitores tuvieron la valentía de embarcarse en una aventura, que además de deportiva, sería una experiencia espiritual y religiosa y de la que disfrutaron al máximo.
El tiempo no les acompañó, la mayoría de las etapas las hicieron arropados de sus chubasqueros, todos iguales. Sin duda por esto y por ser muy numeroso el grupo de peregrinos, no pasaban desapercibidos por donde iban.
Vaselina, apósitos, ampollas, rozaduras, ropa mojada, mochilas y sacos de dormir, eran sus utensilios en esos dias, (cuando volvió mi hijo no había visto yo pies más dañados en toda mi vida).
Comenzaron en Triacastela y de ahí hasta la plaza del Obradoiro con todo su esplendor y magnitud.
Paisajes inolvidables, espectaculares, dias de convivencia, juegos al acabar la jornada, duchas frias. Un camino que une a mucha gente por la convivencia entre compañeros, peregrinos de otros lugares, todos con una misma meta. De ahí lo de aventura espiritual, no duelen los pies, te olvidas de las ampollas, contracturas, etc.
Se siente algo que aunque no creas está ahí y se puede palpar y comprobar cuando tras llegar a la Catedral y oir la misa del peregrino, estos se abrazan y las lágrimas salen sin poder ni querer evitarlo.
Ellos llegaron y lo sintieron, lo vivieron y lo gozaron. Vivieron una semana de auténtica aventura, deporte, cultura, religión y sobretodo de "convivencia".
Nunca olvidarán lo que es ser peregrino, dejar atrás el cansancio, el dolor, al ver esa Plaza del Obradoiro, su meta.
Volvieron dejando parte de sus corazones allí y más maduros, fortalecidos en todos los aspectos y además trajeron "SU COMPOSTELA" .

No hay comentarios: