martes, 28 de abril de 2009

CAMBIEMOS LA TACTICA

Dicen que una vez, había un ciego sentado en un parque, con una gorra a sus pies y un cartel en el que, escrito con tiza blanca, decía: "POR FAVOR AYÚDEME, SOY CIEGO". Un creativo de publicidad que pasaba frente a él, se detuvo y observó unas pocas monedas en la gorra. Sin pedirle permiso tomó el cartel, le dio vuelta, tomó una tiza y escribió otro anuncio. Volvió a poner el pedazo de madera sobre los pies del ciego y se fue. Por la tarde el creativo volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna. Ahora su gorra estaba llena de billetes y monedas. El ciego reconociendo sus pasos le preguntó si había sido él quien re-escribió su cartel y sobre todo, qué que era lo que había escrito allí. El publicista le contestó: -"Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras".

Sonrió y siguió su camino. El ciego nunca lo supo, pero su nuevo cartel decía:
"ESTAMOS EN PRIMAVERA, Y... YO NO PUEDO VERLA"
Cambiemos de TÁCTICA cuando algo no nos sale, y verás que puede que resulte mejor de esa manera.

viernes, 17 de abril de 2009

VUESTRA RIQUEZA




Un genio tomó forma de mendigo y le dijo a un zapatero: "Hermano, hace tiempo que no como y me siento muy cansado, aunque no tengo ni una sola moneda quisiera pedirte que me arreglaras mis sandalias para poder caminar".
"¡Yo soy muy pobre y ya estoy cansado de todo el mundo q viene a pedir pero nadie quiere dar!", contestó el zapatero
El genio le ofreció entonces lo q él quisiera.
"¿Dinero inclusive?", preguntó el tendero
El genio le respondió: "Yo puedo darte 10 millones, pero a cambio de tus piernas" "¿Para qué quiero yo 10 millones si no voy a poder caminar, bailar, moverme libremente?", dijo el zapatero.
Entonces el genio replicó: "Está bien, te podría dar 100 millones, a cambio de tus brazos".
El zapatero le contestó: "¿Para qué quiero yo 100 millones si no voy a poder comer solo, trabajar, jugar con mis hijos, etc.?.
Entonces el genio le ofreció: "En ese caso, te puedo dar 1000 millones a cambio de tus ojos".
El zapatero respondió asustado: "¿Para qué me sirven 1000 millones si no voy a poder ver el amanecer, ni a mi familia y mis amigos, ni todas las cosas que me rodean?".
Entonces, el genio, le dijo: "Ah hermano mío, ya ves que fortuna tienes y no te das cuenta

martes, 7 de abril de 2009

SEMANA SANTA

¡Con cuanta pasión se vive la Semana Santa en muchos pueblos y ciudades de nuestra España!. Es una semana donde se pueden mezclar los más variopintos ingredientes, el olor de os cirios, de los claveles de los pasos, el incienso, las saetas en los balcones, el silencio, el cansancio, con el bullicio de las gentes en las terrazas, el sabor de un copa de buena manzanilla, las tortas, la ropa nueva recien estrenada para una tarde o noche de procesión....

En mi pueblo la Semana Santa resurgió hace ya algunos años y cada vez se engrandece mas para alegria de todos. Recuerdo de pequeña esas imágenes en sus pasos con redas empujados por los nazarenos y la gente en fila haciendo la procesión. La banda era la del pueblo y a veces no había. Mi padre mecuenta que en su juventud, siendo él Hermano Mayor, un año estaba la cosa tan mala que en vez de poner claveles naturales al Cristo le pusieron de plástico y los rociaros con ambientador para que olieran jajaja. En fin anécdotas de viejos tiempos y carencias.

Hoy todo ha cambiado para bien. Salen las imágenes con sus costaleros, desde hace varia semanas al anochecer salen por las calles de pueblos menos céntricas para ensayar. Las bandas de música son contradadas de diferentes lugares y a cual mejor, hay pique como se suele decir por aquí.

El miércoles sale el Crucificado en un viacrucis, portado por varios nazarenos, en un silencio sobrecogedor y con un gran recogimiento.

El Jueves sale el Nazareno y acontinuación el Crucificado en sus respectivos pasos portados por sus costaleros. Al finalizar la procesión los espera la Virgen de los Dolores en la puerta de la Iglesia y hacen el ya famoso encuentro. Es el momento más emocionante de nuestra particular "madrugá". Esa madre recibiendo a las puertas de la Iglesia al hijo ya muerto en la cruz.

El Viernes, el Santo Sepulcro y la Virgen antes ya mencionada, procesionan junto con las famosas mantillas, ¡cuantos años me habré vestido yo!.

Por último el Domingo vamos al campo a clebrar la Resurrección del Señor y allí entre encinas damos cuenta de las más variadas comidas, peroles, paellas y cómo no las buenísimas tortas de pan, de leche o de bizcocho.

Todo esto que os cuento es para compartir con tod@s vosotr@s las tradiciones de mi pueblo que me gustaria que perdurara a traves de los tiempos, que los que vengan vayan cogiendo el relevo y que nunca se pierdan. Que paseis una buena Semana Santa haciendo cada cual lo que le apetezca pero saboreando todos y cada uno de los momentos que vengan.