domingo, 5 de julio de 2009

MIS PRIMEROS VERANOS















Añadir imagen










Vivíamos en un piso, abajo mis tios y primos y vaya si hacía calor!, puedo dar fé de ello. Eran veranos muy calurosos, y nos quejamos ahora, dónde nunca se oyó hablar de olas de calor ni cambio climático, simplemente hacía calor y se aceptaba como lo más natural del verano, y sin aire acondicionado!!!!. Los termómetros, estoy segura que más de un dia superaron los 40º.










Las tapias de mi casa colindaban con un patio de esos que había antes enlos pueblos,un gran terreno y tenian una piscina, que nunca vimos pero que no pasaba un sólo diaen que no oyéramos a los vecinos bañándose, el sonido del agua ponia en marcha nuestra imaginación y porqué no?, también nuestra envidia!!.










Hasta que un año, mi padre, que estaba siempre al loro de todo lo nuevo que salía al mercado, nos compró una piscina desmontable, antepasada de esas tan sofisticadas que hay ahora. Eso fué algo magnífico. Lo peor: el salpiqueteo y cuando había que cambiar el agua, porque al ser una erraza, rebosaba al patio de mis tios, ellos siempre tan tiquismiquis, pero que no se quejaban cuando eran los suyos los que subían a darse el remojón.








Así pasábamos los veranos y por la tarde siesta!!!! obligatoria, con el ventilador al lado!. Mi padre después de comer se echaba un rato antes de volver a su trabajo y mi madre daba la orden de acostarnos y vaya si nos acostábamos! a la fuerza jajajaj. Pero siempre encontraba la manera de escaparme y con mi prima, que vivía abajo nos poníamos a jugar a lo que sea con tal de no dormir era divertidísimo y siempre nos daba la risa, esa que da siempre que no te debes reir y terminaba nuestro juego cuando sedespertaban todos.






Por la oche, después de cenar,ya tarde, nos tedíamos en unas hamacas de madera y mirábamos las estrellas, contábamos cosas de miedo, de ovnis sobre todo, que estaban muy de moda por entonces, oíamos la radio y nos hacíamos nuestras primeras confidencias sobre el primer chico que nos empezaba a gustar etc...



Por aquí eso es tomar el fresco, nosotras, mi prima y yo, lo hacíamos en la terraza, a otros vecinos les gustaba tomarlo en la calle, sentados a las puertas de sus casas, entonces era cuando venía la segunda parte; ya acostada, mientras me quedab dormida, me gustaba oirlos hablar de sus cosas, historias antiguas, lo bien o mal que vendría ese año la cosecha,o el tiempo que haría ese invierno.






Así transcurrieron los veranos de mi infancia, los de la adolescencia incluian además de los largos paseos hasta la piscina de mi pueblo, el cine de verano a cuya sgunda función implorábamos que nos dejaran ir para así poder llegar un poco más tarde a casa. Pero esa es ya tra hisoria, para otro post.




Olores típicos de mis veranos: el de los Don Diegos o Don Pedros que había en el cine, las brevas que comprábamos en una casa que tenía una inmensa higuera y los vendian en la puerta, los pepinos, las sandias, la dama de noche, la crema NIVEA y los setos que rodeaban la piscina de mi puebloy que aún hoy cuando los veo, no me resisto a la tentación de tocarlos y aspirar su olor, que me transporta a dias de calor, agua, cloro, cesped, amigas, bocadillos, todo acompañado de una gran nostalgia.







No hay comentarios: