viernes, 10 de diciembre de 2010

45 AÑOS NO SON NADA

Tal dia como hoy pero hace ya muchos años, a las 8 y 30 de la mañana llegó una niña a la que le costó mucho trabajito nacer.
Tras una larga noche y después de una cesárea de las de entonces, vió la luz.
Era costumbre entonces, dar a luz en las casas. Gracias a Dios a esta madre eso no le daba mucha seguridad, el miedo a lo desconocido y el tener familia en la capital, la hizo tomar la decisión de no quedarse en casa. Se fué unos dias antes a casa de estos tios y allí estuvo esperando el feliz acontecimiento.
El cordón umbilical no media más de una cuarta y le habría sido imposible nacer de una manera natural, de haberse quedado en casa, el final no habría sido el mismo y hoy no os estaria contando esto.
Gracias MAMÁ y felicidades a ti también, el cumple es de las dos.
Y a mi tia, a la primera que me tuvo entre sus brazos, a la que me dió masajes en el piececito derecho, ese que traía un poquito doblado de la mala postura que tuve que tener por culpa de ese cachillo de cordón, que a la vez que me unía a la vida me tenía agobiaaaaaa!.

No hay comentarios: