viernes, 25 de marzo de 2011

DIAS DE NARCISOS, PERROS, AZAHAR Y MARGARITAS.

Desde hace dias vengo pensando que escribir y tengo poca inspiración. Ya se que a todos en ocasiones nos ha pasado eso y no por falta de inquietudes ni ideas, pero es así. Mi vida, mi mundo siguen su curso, la primavera se asentó en el patio hace ya algún tiempo y estas dos flores de narcisos son una muestra de ello, el limonero se cuaja de azahar por dias, aún no han abierto, ya os lo enseñaré, creo que este año será espectacular y me hartaré de barrer cuando comiencen a caer, pero mientras me regalaran su olor. Cuando me casé quise que el ramo fuera de estas flores pero al ser enero no pudieron conseguirlas.
Nuestro DUQUE ya está hecho todo un personaje, tragón como él solo, se pasa el dia robándole la comida al gato y llevándose cada manotazo por su parte que vaya!, pero no escarmienta, se llevan a muerte, MENCHU dice que alguno cederá y se haran amigos, yo verdaderamente lo dudo, no se soportan, el gato como dueño y señor y el nuevo, borde y gallito, todo el dia mediando con ellos, y de las necesidades vitales jajajaj por decirlo fino ni hablo, pasopalabra. Y no me puedo quejar! no querias perro? pues ahí lo tienes jajajaj .
Mis muñecas abandonaditas las pobres, en estos dias intento hacerles algo para la primavera porque siguen con los vestidos de lana y ya se me empiezan a quejar.
Preparo la maleta para el mediano, se me va a Zaragoza, Jaca, Madrid, de excursión finde. Raftting, escalada, senderismo, esqui, turismo cultural por Madrid, aunque para ellos el mejor monumento que hay en esa ciudad es el Bernabeu! como han cambiado los tiempos jajajaj. Ropa de abrigo, bañadores, chanclas, botas de nieve, protectores solares...
Deberes, cole, compra, casa, ropa, plancha, aqui sigo, en mis cosas.

Siento la poca calidad de esta foto, pero no he conseguido llevarme bien todavía con el escaner y la impresora. Quería enseñarla. Lo mio con las margaritas viene ya de lejos, su olor me transporta a esa infancia, a las tardes en las que mi madre y mi tia me llevaban a pasear a las afueras del pueblo, en donde la Ermita de Mi VIrgen y me tomaba la merienda ( era muy miscandera, no habia manera humana de hacerme comer) y entre bocado y bocado recogía mis margaritas, me las llevaba a casa y las ponía en un vaso con agua como si fuera el mejor ramo de flores del mundo.

Así transcurren mis dias, monotonía y despertar primaveral, y a mi me encanta!

No hay comentarios: